10 sept. 2012

Bollis de incógnito, ¡peligro! Parte 1

¡Hola de nuevo! Me alegra saber que este blog se va animando, porque he visto que ya hay más visitas, y no hay nada más satisfactorio que escribir para vosotras y que os guste el blog. Así que gracias por leerme. ^^
En el post de hoy voy a poner de manifiesto lo duro que es para una bolli armarizada permanecer con su "identidad" oculta (vale, no somos súper heroínas ni nada, pero también es importante).
Las que todavía no hayan dicho a la gente que son les o bi, tenemos que ir con un cuidado para que no lo descubran... hay situaciones que de verdad son para que te dé una taquicardia.

Ejemplo 1

Imagino que todas visitamos de vez en cuanto páginas de nuestro gremio, para que nos entendamos, pero claro; llega un día en que tienes visita, ya sea de familiares, o amigos, y se da ese momento en que nos ponemos en el pc o portátil por puro aburrimiento, o para ver vídeos de youtube y pasar un buen rato echándonos unas risas y tal. Hasta aquí todo perfecto.

¡Cuál fue mi sorpresa, cuando el otro día dejé mi portátil con la sesión iniciada y entró un familiar a su cuenta de twitter! Os explico: yo sabía que vendría mi familia a pasar unos días a mi casa, entre ellos, mis primos. Total, que yo, como buena bolli preventiva que soy, pues quité las carpetas de mis 2  navegadores, donde tengo enlaces a mis sitios les. ¿Qué pasa? Que tengo dos cuentas en twitter, la personal, y otra que apenas uso pero me hacía ilu hacérmela, que es para cosillas les y tal. Y como soy taan hábil (nótese la ironía) pues lo que hice fue borrar el icono de twitter de la barra del navegador donde tengo ese twitter, porque en el otro navegador, tengo mi twitter personal. Pero no cerré sesión.

¡Pero yo no contaba con que nadie quisiese entrar a twitter si no había icono ni nada, aunque sea por perezilla, hombre! Y claro, me acerco yo, sigilosamente, cual leona a por su presa, y veo que efectivamente, ése familiar había iniciado sesión en twitter, en el navegador donde quité mi icono, pero mi cuenta seguía abierta, por lo que vio mi twitter les.

 (Yo, "acojonaíta perdía") xD

Así que me entró el pánico, pero afortunadamente, se me ocurrió una excusa. Dije:

-Oye, ¿por casualidad estaba iniciada la sesión de la cuenta de twitter?
-Familiar: sí.
-Ah, lo digo porque el otro día entró una amiga con su cuenta en twitter, y no recuerdo si cerró sesión, como yo mi twitter lo tengo en el otro navegador...
-Familiar: aah, vale (y luego dijo el nombre de usuaria)
-Jaja, ésa, ésa xD

¡Oye, y coló! Soy una bolli despistá, pero con imaginación. Mi identidad pendió de un hilo esos segundos, pero me las arreglé. ¡Ojú qué arte para disimular que tengo! xD

Ejemplo 2

¿A quién no le ha pasado que al hablar de celebrities, siempre hables más de actrices que de actores?
Esto tampoco es para decir que alguien claramente "entienda", pero a largo plazo, puede generar sospechas.


Recuerdo que un día había un grupo hablando de cierta peli que había que ver para subir nota, en la que salía un actor que era muy parecido a Gerard Butler, y estaban todas como locas hablando de él, en plan "¡Oh Dios mío pero qué potente está, es clavado al de Gladiator, qué cuerpazo! Bla bla". Yo estaba presente en ese grupo cuando hablaban de ello, y claro, pues me tuve que contener para no hablar de la Very Important Person en la peli, una tía que es guapísima, supongo que a algunas os suena el nombre, a otras su cara, y a otras todo *O*. Para las que no, os presento a la susodicha de la peli, Evan Rachel Wood:


¡Vaya pelazo y vaya ojazos que tiene!

Os puede sonar de este post, en el que hacía de la Reina de Louisiana en True Blood.

Así que una en estas situaciones se siente bastante frustrada, porque claro, las demás pueden decir lo que les plazca de tal actor, pero tú tienes que escucharlas sin poder decir nada de la actriz, porque entonces te destaparías a ti misma y no conviene.  Y qué queréis que os diga, pero antes que decir falsas palabras que no siento, diciendo que qué bueno está tal actor y tal otro, cosa que no siento de verdad, prefiero callarme y ya está, es lo que nos toca a las que estamos en esta situación.

¿Qué hemos aprendido hoy? ¿Que los unicornios tienen un cuerno que emana rayos de colorees? *.* Sí, eso era evidente, ¿acaso lo dudabas? (Vale, vale, dejo las tonterías a un lado xD)

Regla nº 1: Que jamás de los jamases hay que olvidar cerrar sesión en sitios como twitter en caso de que tengas una cuenta relacionada con tu mundo les, y hay que hacer desaparecer las pruebas que dejen en evidencia esa parte de ti si no has tomado la decisión de salir del armario (vale, esto parece más de un capítulo de Pretty Little Liars que un consejo xD).
Y regla nº 2: disimular hablando de celebrities, pero eso sí, si quieres decir algo de tal actriz, adelante, que tampoco te van a comer por decir qué buena actriz es o simplemente que te parece guapa.

¡Y hasta aquí el post de hoy! Espero que os haya servido para entreteneros un rato, y sacaros alguna sonrisilla. ¡Hasta otra! ^^
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario